152021Jul
3 consejos para aprender a invertir como un profesional

3 consejos para aprender a invertir como un profesional

Lograr la ya famosa libertad financiera es el objetivo de muchas personas en la actualidad. Por lo general si usted se encuentra en un trabajo rutinario que no le permite llegar a fin de mes a pesar del gran esfuerzo que realiza, este es su caso.

Esto es muy común en aquellas personas que no han tenido una educación financiera que le permita salir de ese círculo vicioso de trabajo, gastos y deuda. Además, la propia sociedad en la que vivimos nos lleva inconscientemente a tener una vida de excesivos e innecesarios consumos.

La libertad financiera se logra entonces, primero que nada, con un cambio necesario en la mentalidad de la persona. No hay que ser un economista graduado o seguir los pasos de un supuesto gurú de las finanzas. Esto es un proceso que se logra paso a paso y que requiere de perseverancia y disciplina. Además de una mente más abierta y un espíritu crítico.

Si te estas preguntando cómo ser un inversor de tiempo completo, primero tienes que tomar muy en cuenta los siguientes consejos que te damos:

  1. Cambia tu mentalidad frente al dinero

Hay diversas formas de ver el dinero. De hecho, es muy posible que, si te sientes identificado con el círculo vicioso que mencionamos antes, percibas al dinero solo como una forma de hacer frente a tus deudas y de sobrevivir un nuevo mes.

Para aquellos que han conseguido grandes fortunas el dinero representa algo completamente distinto. Y no es porque les “sobra”. Esto algo que todo el mundo, sin importar el ingreso que tenga, debe tener en cuenta: El dinero debe ser visto como nuestro “aliado” para conseguir aún más dinero. En otras palabras, el dinero debe trabajar para nosotros y no al revés.

Para comenzar, debes adquirir activos cuyo valor o bien aumente en un futuro, o bien generen un flujo de fondos positivo. Hay muchos activos o pequeños negocios que puedes adquirir y tienen un esfuerzo de mantenimiento mínimo.

  1. Invierte en tu educación financiera.

Según expertos en finanzas, una persona promedio se topa diariamente con al menos entre 5 y 10 oportunidades de negocios. Sin embargo, la poca formación que han recibido en relación a los negocios, hace que jamás se den cuenta de ellas.

Es por eso que destinar recursos en adquirir nuevas habilidades y conocimientos se vuelve algo muy necesario. Las escuelas y universidades tradicionales parecen haber olvidado la importancia del dinero en el mundo. Pasa entonces, a ser responsabilidad de cada persona tomar la iniciativa y formarse para este cambiante mundo.

El tiempo y el presupuesto tampoco deben ser un impedimento o una excusa para no llevar a cabo esto. Existen en internet (y fuera de él también) una innumerable cantidad de cursos cortos que se ajustan a todos los bolsillos y disponibilidades horarias.

Y aquí va otra recomendación que podemos darle: la especialización es la clave. Hay muchísimas habilidades y conocimientos que podemos adquirir. Desde aquellas que tienen que ver simplemente con el manejo de presupuestos familiares hasta inversiones de todo tipo.

Sin embargo, muchos de ellos suelen ser muy inespecíficos y abordan en poca profundidad demasiados temas distintos. Buscar un sector o “nicho” en el que especializarse es lo mejor que puede hacer. Por ejemplo, puede tomar un curso sobre inversiones en el mercado inmobiliario.

Esto lo volverá un experto es esa temática y lo ayudará a reconocer buenas oportunidades de negocios en este sector. Por supuesto que esto es algo que puede hacer con casi cualquier temática que se le ocurra.

  1. Aprenda a dominar la relación entre el riesgo y el beneficio de sus inversiones

Todos sabemos que toda inversión conlleva un riesgo. Entonces, el beneficio que vamos a obtener de dicha inversión, debe ser acorde al riesgo que vamos a correr.

Si le ofrecen entrar en un negocio en la que le prometen un retorno muy alto en poco tiempo, es muy probable que el riesgo que existe detrás sea muy alto.

Por el contrario, existen formas de invertir que, si bien no ofrecen beneficios tan abundantes, suelen representar muy poco riesgo.

No vamos a decirle cuál es el que más le conviene. Esto depende exclusivamente del perfil que tenga usted y de la aversión o no que tenga hacia el riesgo. Sin embargo, podemos decir que antes de realizar cualquier tipo de inversión, ponga en una “balanza” el retorno que va a obtener por su dinero y el riesgo que correrá de perderlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *